Boletín de la reunion nº 3636

Volver

A�O XLIV
N� 2066
LA REUNION DE HOY:
3636
Asistencia total:
92
Socios del Club:
85
Socios Honorarios:
0
Invitados del club:
2
Invitados de Socios:
2
Represent. de otros clubes:
3

Programa

  • Izamiento de banderas
  • Informe de secretar�a
  • Disertaci�n a cargo del Sr. Ignacio Suriani sobre �An�cdotas de periodista�

Izamiento de banderas

  • Argentina: Facundo Borgatello
  • Rotaria: Beatriz Galvano

Informe de secretar�a En el d�a de hoy tenemos el placer de recibir Representando a otros clubes: Beatriz Galvano y Elsa de Bruguera, Presidenta y secretaria respectivamente de R.C.R. Nuevo Siglo. Luciano Giovannetti, R.C. Forl�, Italia Invitados por: Roberto De Gregorio: Las Sras. L�a Schiaoppa y Luisa Badal�. Noticias de nuestros socios

  • El mi�rcoles 25 de julio disert� en R.C. de San Lorenzo Carlos Aletta De Sylvas sobre �Reflexiones sobre la amistad�.
  • El jueves 26 asistieron al R.C. de Firmat: Francisco Duret y Jorge Alvarado Velloso, quien disert� sobre �Prevenci�n de c�ncer de mamas�
  • El lunes 30 disert� en el R.C.R. Nuevo Siglo: Eduardo Sutter Schneider sobre �El amigo�.
  • Anoche asisti� al R.C. de P�rez: Diego Esmoriz, como Asistente del Gobernador.
  • Hoy cumple a�os nuestro querido amigo Facundo Borgatello. Muchas felicidades

Intercambio de Grupos de Estudios (IGE) Invitamos a todos los socios a proponer candidatos para el IGE que se realizar� entre los meses de abril y mayo del 2008, con el Distrito 4200 de M�xico. El Intercambio de Grupos de Estudio de La Fundaci�n Rotaria de Rotary International constituye una singular oportunidad cultural y profesional para j�venes, de� entre los 25 y 40 a�os, que ejercen actividades profesionales o empresariales y que se encuentran en los a�os iniciales de su carrera. Las solicitudes se pueden retirar en la secretar�a del club. El plazo para su presentaci�n es hasta el 15 de setiembre. Presentaci�n del disertante por Juan Carlos Zuliani El disertante de hoy es el Sr. Ignacio Suriani. Desde hace 40 a�os ha desarrollado profesionalmente� su trabajo de prensa en medios electr�nicos, radios y televisi�n, en esta ciudad de Rosario ininterrumpidamente. Se inici� en LT 3 Radio Cerealista de Rosario, con programas diarios, de lunes a viernes de 7 a 9 hs. Luego pas� a LT 8 Radio Rosario, donde estuvo 19 a�os como conductor de programas period�sticos; columnista de an�lisis pol�ticos� en programas de continuidad en la ma�ana de 9 a 12 hs.; programa de entrevistas �Cara a Cara�. En Radio 2 se inici� desde el a�o 1991 hasta la actualidad,� en la conducci�n de programas period�sticos, de 6 a 9 hs.. Tambi�n en Canal 5 de Rosario, desde su puesta en el aire, con intervenciones diarias en programas de actualidad en horarios centrales del mediod�a; hizo presentaci�n de documentales de National Geographic, los domingos. En Canal 3 de Rosario en programa de actualidad al mediod�a de lunes a viernes.� Tambi�n� la conducci�n los domingos de �La aventura del hombre�, de 19 a 20 hs.. En la actualidad tiene la conducci�n del programa �Diariamente� tempran�simo�, de lunes a viernes de 6 a 9 hs., que gana ampliamente la audiencia en esa franja horaria en A.M. Esta es una s�ntesis de Nacho, a quien conocemos todos y a casi todos nos acompa�a durante las ma�anas. Palabras del disertante La s�ntesis verdadera me parece que ser�a: �me he convertido en una mala costumbre de la ciudad�, que a veces parecer�a necesaria y a veces no tanto. Me sucede una cosa aqu�. Hace mucho tiempo que no tengo relaci�n con Rotary (mi padre era rotario) y de pronto, alejado de ese conocimiento que ten�a (por parte de mi padre), pens� que iba a conocer gente que no conoc�a; pero resulta que conozco el prontuario de casi todos� Me entero ahora que tambi�n hay mujeres y como son tantos y tantas caras que pueden hablar de m�, sin tenerme en cuenta como periodista, y hacer un mix de lo bueno y de lo malo, no voy a poder mentir (ese va a ser el problema); nosotros los periodistas, esencialmente somos muy mentirosos� y ac� no lo voy a poder lograr, tambi�n conocen mi prontuario, aparte de los horarios que ha le�do (y agradecido estoy) mi querido Juan Carlos Zuliani; del cual alguna vez recib� un regalo de un saco azul, me lo trajo la tintorer�a y no me entraba en mi cuerpo, era de Zuliani, que ha transformado su apellido en apellido japon�s o cubano como dijo el Negro Fontanarrosa cuando dijo que la palabra mierda no ten�a fuerza sobre todo en Cuba y no ayudaba a la revoluci�n, porque los cubanos dicen �mielda� (ustedes lo habr�n escuchado). Parece que tenemos con el amigo Juan Carlos alg�n tatarabuelo que vino al puerto y a sus descendientes le pusieron una l y a los m�os una r. Pero en definitiva es un honor que �l sea amigo m�o desde hace tantos a�os. Veo que hay damas tambi�n, no hab�a en aquel tiempo. Ser�a una instituci�n machista en aquel tiempo, no lo s�, no lo recuerdo en ese tipo de distinci�n de g�neros. Como no puedo mencionar a todos los que conozco, voy a nombrar a una sola persona, que es una mujer, que tiene afectos con un querido amigo m�o, entonces para la Sra. Noem� Chicco mi saludo especial y el saludo para todos ustedes. Ya entrando en materia, no s� como encarar verdaderamente esto. A veces me dan un t�tulo, a veces me dicen que es lo que quieren o�r y a veces se me ocurre a m� hacer una charla con ustedes, con esto que est� tan de moda ahora que es aquello de lo interactivo. Puedo plantear de pronto algunos trazos sobre lo que ha sido mi quehacer period�stico, sobre lo que he so�ado con ser y no he logrado para nada y lo que s� he logrado; hacer� algo que cada d�a en que me levanto y suena el despertador a las cuatro de la ma�ana, pienso que tengo la vida m�s miserable de la ciudad; me siento el alba�il que va a subir a un andamio o el compa�ero peronista basurero que anda con el carro por la calle, que me saludan a esa hora cuando ya voy en un auto que me lleva. Pero cuando llego a la radio y se enciende esa lucecita colorada, hay un t�rmino futbolero que lo dice todo: en ese momento me pongo en la cancha; en ese momento estoy jugando contra Brasil; en ese momento yo quiero que usted me ponga atenci�n, porque yo le voy a decir una cosa muy importante y porque le voy a movilizar la cabeza; y porque sobre todo a la mujer (que es mi preferida) la voy a calentar. En ese momento siento que estoy oficiando de comunicador, que de alguna manera y de a poco voy a veces teatralizando, fingiendo y logro (y poni�ndome en papeles muy odiosos) que a partir de lo que piensa el otro, se produzca entre �l y yo(de quien no conozco la cara) una comunicaci�n. Guerrero Martiney dec�a que �ramos todos locos los que trabaj�bamos en radio, porque le habl�bamos a un micr�fono. A mi no me pasa. Siempre imagino, antes que nada, en un programa como el que hacemos en radio y en la ciudad de Rosario, que del otro lado hay una se�ora, que tiene aproximadamente entre 50 y 60 a�os, que ha hecho sexto grado con esfuerzo, que maneja un idioma de cien palabras y que si ella me entiende, estoy logrando lo que quiero. Probablemente no me importe tanto la mayor�a de ustedes porque van en la m�quina del ferrocarril, son maquinistas, son fogoneros, van en la m�quina; me importa un poco m�s lo que vienen en el �ltimo vag�n, porque creo que a partir de un medio de comunicaci�n y de una manera a veces casi absurda, otras veces sat�rica, algunas veces �cidas, otras veces ramplona (si se quiere porque hay que lograrlo enganchar), producimos quienes comunicamos un movimiento de cabeza; cuando sucede eso, cuando en la calle me paran y me mencionan algo que dije hace seis meses, siento que algo vale lo que hago. Me han pasado cosas maravillosas en esto que hago. No he logrado ser millonario, vivo bien; pero no cambiar�a esto y si me muero y vuelvo a nacer (porque me gustar�a creer en la reencarnaci�n) ser�a y har�a lo� mismo: hacer lo que hago. En definitiva un gran amigo me lo dijo hace muchos a�os, un gran actor, Pepe Soriano, de quien hago gala de mi amistad con �l: �hago lo que soy y soy lo que hago�; y lo hago todos los d�as. De ah� ese amargo despertar y ese luminoso sentir de todos los d�as, estoy, adem�s de ganarme la vida, aportando algo, que es lograr comunicarme. Creo que de la comunicaci�n pueden hacer lo que nos falta gruesamente, groseramente, burdamente en nuestro pa�s, que es el respeto de uno hacia el otro. Hemos perdido los valores. La conversaci�n en esa mesa y creo que en la mayor�a de las mesas han sido en el d�a de hoy, los anteriores y los que vendr�n, desgraciadamente, la Plaza San Mart�n, los piquetes, los conflictos, el estado de asamblea, y vienen los discursos sobre la educaci�n, la cultura y no se� insiste en aquello del respeto del uno hacia el otro. El respeto m�nimo del uno hacia el otro. He dispuesto no seguir m�s porque esto ser�a interminable y ser�a de alguna manera pontificar y no me atrevo aqu�; es una entidad con componentes que no necesito conmoverlos para que piensen, son pensantes, tengo entre ustedes a muy buenos pensantes como conocidos y amigos, respetados y admirados. Por lo tanto no lo tomen como una falta de respeto; pero lo nuestro y fundamentalmente trabajando en el medio que tengo, donde tengo la m�s absoluta libertad, la idea primigenia es: comunicar, informar, entretener y sentirse como que uno sirve para algo la vida. No es modesto mi bagaje, para nada, al contrario, pero lo hago con ganas como el primer d�a; es m�s, estoy ya en lo que dec�a el cronista que escribi� sobre la muerte de Bergman ayer, en el diario La Naci�n, en la parte de Espect�culos, recordando unas declaraciones que hac�a el hombre m�s importante del cine que muri� hace 48 horas: �No le tengo miedo a la muerte, le tengo miedo a la extinci�n y la extinci�n es la decadencia�. A eso le tengo miedo, a no poder tener m�s este micr�fono. Vamos a dialogar un poco; me parecer�a m�s rico eso, despu�s de haber hecho esto, que por ah� ten�a algunos signos de necrol�gica, perd�n, yo quisiera divertir m�s. Me dec�a Juan Carlos la cuesti�n era divertir y estoy en la radio tratando de divertirme siempre, porque no se puede trabajar sin diversi�n. Angel Girardi: �Qu� opini�n le merece el tema de la Plaza San Mart�n? Ignacio Suriani: Yo lo recordaba hoy en la radio, es el costo que uno paga a veces; porque la inmediatez de la radio tiene una grandiosa ventaja, pero tambi�n la inmediatez de la radio nos perjudica permanentemente, porque no es aquello que se ejercita con el diario, donde usted lee algo, vuelve a leerlo, lo piensa y lo vuelve a leer; a mi me escucha y por ejemplo yo he tenido an�cdotas realmente formidables: he hecho un comentario y me han llamado por tel�fono y han tratado de comunista; y tras cart�n (como se dice en el caf�), por el mismo comentario, he recibido un llamado telef�nico donde me acusaban de facista. Primero cada uno a veces quiere o�r lo que quiere o�r, no se detiene verdaderamente en lo que digo; hago esta prevenci�n porque esta ma�ana me pas� con uno de los llamados. Yo creo que lo de la Plaza San Mart�n muestra desnudamente que no existe el Estado; y esto es muy grave decirlo. Y si quiero ser un poco m�s tibio tengo que decir que existe el Estado temerosamente. Por ah� anda Balestra que es un hombre constitucionalista, que de esto sabe much�simo, m�s que yo, creo que coincidir� conmigo en que el Estado no est�. Y como no est� el Estado no est�n las normas, porque el problema no es la ley ni la represi�n, son las normas, no hay normas. En el tema de la Plaza San Mart�n se han agotado las normas, es un espejo, se est� espejando la carencia de normas que tiene el pa�s, que tiene la sociedad toda; est� la pobreza. Es muy dif�cil edificar una sociedad democr�tica, como todos queremos con pobreza. La pobreza exige un nivel de bienestar. La democracia para m� y para usted se�or es una cosa que verdadera y fervorosamente deseamos y podemos ejercer; no se si para el pobre es lo mismo o para el carenciado o para los que est�n en la plaza. Est�n manejados, est�n punteados, a partir de los punteros que tienen, est�n usados, pero es una realidad que alguna vez Jaim Etcheverry (aquel hombre que sabe de educaci�n) dijo �O nos movemos con verdadera solidaridad (con este tipo de cosas) o hag�moslo por miedo�. Y no quiero ser agorero, pero esto es una muestra de lo que puede pasar a�n en m�s plazas del pa�s. La pobreza ha llegado y se ha quedado; la brecha entre el que m�s y menos gana es muy ancha, casi escandalosa y no se ha achicado casi nada en cuatro a�os de gobierno.; no estoy haciendo un cuestionamiento al Gobierno ni mucho menos, estoy pintando la realidad, me parece. Angel Girardi: Normas existen, lo que falta es autoridad para aplicarlas. Ignacio Suriani:� Estoy de acuerdo con usted. Cuando digo que no existen normas estoy diciendo de alguna manera (y est� t�cito o impl�cito, como usted quiera llamarle) que no hay funcionamiento de normas; hay ley tambi�n, es un espacio p�blico, si usted se sienta en un banco y lo rompe va preso, yo tambi�n. Existen edictos, leyes, ordenanzas, pero no se aplican; y aplicarlas pueden tener un costo muy caro, hay que tener en cuenta eso tambi�n. Pero las normas se han dejado de aplicar desde hace mucho tiempo. Estoy de acuerdo con usted. Enrique Lingua: �Cu�les han sido los reportajes que m�s te gratificaron, las entrevistas que m�s satisfacciones te dieron o como periodista m�s contento te sentiste?. Ignacio Suriani: Son muchas. Por ejemplo Borges, porque con Borges me pas� una cosa que no dir�a extra�a, al contrario, como demostraci�n de mi incultura y de mis miedos; lo primero que hice fue mirarle la cabeza e inmediatamente me imagin� como pod�a producir las cosas que produc�a esa cabeza; es decir, no pod�a ser el periodista inquisidor, ni cuestionador, sino el periodista reverencial ante esa cabeza� del Sr. Borges, con eso creo que lo digo todo. Los reportajes obedecen generalmente a la gran calidad del periodista; hay reportajes famosos, soy un gran lector de reportajes; pero obedecen antes que nada al entrevistado, a la riqueza, a la historia del entrevistado, a lo que significa el entrevistado. Me ha pasado (y esto es casi para divertirse un poco) de tener entrevistados que de pronto yo so�aba que eran interesant�simos y no lo eran, eran aburridos. Algunos otros muy comunes, gente com�n y corriente que de repente hice algunas notas macanudas. Eso es lo fenomenal de nuestra profesi�n, todo es imprevisible. Alguna vez tuve una noche prodigiosa con Atahualpa Yupanqui; alguna otra vez con Alfons�n; otra vez (yo soy de los tiempos de antes) con Frondizi; son muchas y son todas ricas. Tambi�n tuve un lapsus de tiempo cuando comenc� que hac�a cr�tica de espect�culos, fundamentalmente de cine; la gente del espect�culo, el artista en toda su gama: el actor, el director, el cineasta, el pintor, ellos me enriquecieron y me sirvieron para hacer despu�s un periodismo m�s general, m�s de humanidad. En el tiempo del espect�culo me divert� mucho tambi�n; conoc� gente patol�gica y cl�nicamente loca, pero hermosa. Todo eso es riqueza. Muchas gracias, me hubiese gustado seguir, pero lo que he dicho es absolutamente cierto y verdadero. He pasado un gran momento, much�simas gracias. Despedida Vamos a ir cerrando el programa del d�a de la fecha. Agradecemos al periodista Ignacio Suriani, un periodista de raza. Me qued� con una pregunta, pero no la hice porque me dio verg�enza: �C�mo hace para levantarse tan temprano todos los d�as?. Eso es dif�cil, por lo menos para m�. Ignacio Suriani le entregamos un certificado por su paso por nuestra audiencia y un libro de Arquitectura de Rosario; el club est� siempre abierto para usted. Agradezco a los visitantes amigos: a la Presidenta del Rotary Club Rosario Nuevo Siglo, Beatr�z Galvano, su secretaria Elsa de Bruguera; felicito a Facundo Borgatello por sus 88 a�os en el d�a de la fecha; gracias por la visita de los amigos del Rotary Forl�, Italia; y a todos los amigos que han venido. En la pr�xima reuni�n tendremos la visita del Sr. Ricardo Randazzo sobre �Un encuentro con el cine�; adem�s creo que vamos a tener alguna peque�a sorpresa. * Las opiniones de los disertantes son personales y no implican responsabilidad del Rotary Club de Rosario.