Boletín de la reunion nº 3633

Volver

AOXLIV
N 2063
LA REUNION DE HOY:
3633
Asistencia total:
80
Socios del Club:
74
Socios Honorarios:
0
Invitados del club:
4
Invitados de Socios:
1
Represent. de otros clubes:
1
Programa
  • Izamiento de banderas
  • Informe de secretara
  • Disertacin a cargo del Sr. Rafael Ielpi sobre El 9 de julio
Izamiento de banderas
  • Argentina: Aldo Abbate
  • Rotaria: Norberto Iglesias
  • Interact: Mara Sol Casas
A continuacin, con Nstor Mozzoni en piano, se enton el Himno Nacional Argentino en conmemoracin del Da de la Independencia. Informe de secretara En el da de hoy tenemos el placer de recibir en nuestra tribuna al Sr. Rafael Ielpi. Representando a otros clubes: Carlo Roncoroni, de R.C. de San Pablo, Brasil Invitados por: Luis Fornasier, el Sr. Alberto Pieve De Interact Club de Rosario: Mara Sol Casas y Ana Paula Sacchetti Noticias de nuestros socios
  • Es un placer informar que nuestro amigo Guillermo Tschopp ha sido designado Presidente de la Asociacin Amigos de la Biblioteca Argentina. Felicitaciones.
  • El mircoles 4, asisti a R.C.R. Centenario: Roberto Ferrari-Gino.
Invitacin del Rotary Club de Rosario Sud
  • El Subcomit de Programa de Rotary Club de Rosario Sud se complace en anunciar las disertaciones del mes de julio de 2007. Quienes deseen acompaarlos en alguna de estas reuniones agradecen confirmen su asistencia hasta el lunes previo a la reunin. El costo del ticket es de $20.
Martes 17 de julio: "Mis proyectos acerca de la Gobernacin 2008-2009". Disertante: GE 2008-2009 Hugo Varisco (Rotary Club Paran Norte). Martes 24 de julio: "Pesca con mosca" Disertante: Dr Gonzalo Chorzepa (ex becario IGE 2006-2007 Distrito 4880, ex rotaractiano Rotaract Club Rosario Parque). Martes 31 de julio: "Smbolos patrios y emblemas nacionales. Historia, antecedentes y fines". Disertante: Dr Javier Battistoni Luetich (Rotary Club de Firmat). Reunin Da del Amigo El mircoles 25 festejaremos el Da del Amigo. Para una buena organizacin les pedimos que anoten a los invitados que traern en la planilla que circula por las mesas, o informar en secretara antes del viernes 20 de julio, al tel. 4409309 o mail: rotaryrosario@ciudad.com.ar Informe de Angel Contigiani sobre la oficina propia El da 19 de este mes, se va a producir la escrituracin de la oficina. La recaudacin fue muy exitosa; de ninguna manera estoy extraado, esperaba esto, siempre fui optimista; no obstante falta un poco, no mucho, pero un poco. Hasta el momento tenemos recaudado doscientos mil pesos y para completar el pago nos hacen falta aproximadamente (de aqu al 19) entre diez y quince mil pesos, porque hay que incluir los gastos de escrituracin. Despus nos haran falta otros veinte o veinticinco mil pesos (es una cifra ms o menos calculada) que depender del proyecto de Eduardo Travella (quien se est ocupando de ese tema). Por lo tanto les quiero hacer otro llamamiento porque el tesorero nuevo es un apretador dice: tens que juntar!!!. . Les hago un nuevo llamamiento para aquellos que han prometido una cifra mayor de la que han puesto y aquellos que pueden hacerlo, por favor hagan la contribucin. Siempre recalco lo mismo no es obligatoria, es totalmente voluntaria. Estoy haciendo este pedido apelando a la buena voluntad de todos. Muchas gracias. Presentacin del disertante por Juan Carlos Zuliani Hoy va a disertar con nosotros Rafael Ielpi. Nacido en Esquel (Chubut), pero reside en Rosario desde los 10 aos. Ha ejercido el periodismo, la literatura y la funcin pblica, destacndose su gestin como responsable del rea municipal de Cultura entre 1984 y 1989; como Concejal entre 1991 y 2003; y como Director del Centro Cultural Bernardino Rivadavia entre 2003 y 2007. Ha publicado varios libros de poemas y obras vinculadas a la historia de Rosario, entre ellas "Del 900 a la dcada infame", en 4 volmenes (2004/2005); "Prostitucin y rufianismo", con Hctor Zinni (1974); y "Centenario del puerto de Rosario", con Miguel A. De Marco (h), en 2005. En 1989 fue distinguido con el premio Marcelo Weil de la Fundacin Hctor I. Astengo, por su contribucin a la cultura de Rosario. Deseo agradecer especialmente a Rafael que haya tenido la deferencia de venir hoy porque no est en buenas condiciones fsicas, ya van a notar que est difnico. Rafael muchsimas gracias. Palabras del disertante Buenos das, estoy muy agradecido a todos por la invitacin que me hace el Rotary Club de Rosario y sobre todo por la necesidad (que me parece a m) que existe en la sociedad actual de que ciertos temas, como los temas histricos, forman parte tambin de la conversacin eventual, y si es posible cotidiana, de la gente. Hay toda una especie de reivindicacin del inters de la sociedad argentina por la historia, sobre todo a travs de las distintas y en muchos casos polmicas corrientes que se han hecho pblicas en los ltimos tiempos y con esta especie de sacralizacin de la historia tradicional que lleva tanto a aportes muy interesantes como a otros que son polmicos en muchos casos y hasta disparatados. Por eso cuando me propusieron conversar un ratito con ustedes sobre el tema del 9 de julio de 1816, me pareci lo ms apropiado, no contar el tradicional esquema de para qu se reuni el Congreso, cules fueron sus acciones ms importante, sino de alguna manera tratar de interpretar algunos de sus aspectos ms interesantes y menos conocidos. Si una virtud tiene toda esta nueva corriente de revisin de la historia (no hablo de revisionismo, que es bastante posterior) es el haber descubierto la posibilidad de acceso a documentacin y archivo de la historia tradicional, llamada historia oficial, no haba tenido en cuenta como por ejemplo los archivos secretos del Congreso de Tucumn, que estn en los archivos de la Casa de Tucumn y que son ahora de acceso absolutamente pblico. Es interesante porque ah hay toda una serie de informacin, en muchos casos minuciosa, en otros casos digamos bastante olvidable, pero s hay por ejemplo aspectos ms que relevantes como las instrucciones que cada Diputado reciba de sus respectivos gobiernos: provincial o de Buenos Aires. Ms all de las ancdotas y de las diversas interpretaciones histricas (en un momento en que las figuras de la historia Argentina y sus acontecimientos ms emblemticos son motivo de polmica y de cuestionamientos) el Congreso de Tucumn de 1816 es uno de los hechos que (como el 25 de Mayo) han sido elevados a la categora de momentos decisivos de nuestro devenir nacional. Si bien es cierto que el imaginario colectivo recuerda el 9 de julio de 1816 como la fecha arquetpica, en realidad el Congreso de Tucumn comenz sus sesiones casi dos meses y medio antes, el 24 de marzo de ese ao, cuando presida lo que hoy es nuestro pas la figura del Director Supremo de las Provincias Unidas del Ro de la Plata, el general Ignacio lvarez Thomas. Como una premonicin de lo que alguna vez iba a ocurrir en la Argentina de hoy, entre el inicio del Congreso y el 9 de julio, se sucedieron casi al galope tres directores: lvarez Thomas, Antonio Gonzlez Balcarce, que asumi el 16 de abril y renunci menos de un mes despus, y Juan Martn de Pueyrredn, que asumi el 3 de mayo. El Congreso, en realidad, fue un congreso a medias, si se tiene en cuenta que no concurrieron al mismo ni las provincias alto peruanas (que estaban an en poder de los espaoles, detenidos como poda por Gemes en su intencin de avance hacia el sur) ni la Banda Oriental (gobernada por Jos Gervasio Artigas), ni Entre Ros, Corrientes y Santa Fe, que compartan la idea del Protector de los Pueblos Libres uruguayo, de constituir una Patria Grande y no un gobierno centralizado. Los congresales participantes, que iban llegando a Tucumn como podan en un tiempo y un territorio sin caminos ni vehculos apropiados, llevaban distintas ideas acerca de los temas que finalmente iban a tratarse y que eran:
  • La participacin de todas las provincias para insistir en la necesidad de la unin para enfrentar al enemigo externo.
  • La declaracin de la independencia de Espaa.
  • La discusin de la forma de gobierno ms conveniente para las Provincias Unidas del Ro de la Plata.
  • La elaboracin de un proyecto de Constitucin.
  • La preparacin de un plan de apoyo y sostn de la guerra de defensa y de provisin de armamentos a los ejrcitos patriotas.
Los ejrcitos patriotas, dicho sea de paso, venan de una serie de derrotas que ponan en serio peligro no slo la integridad de su territorio sino la propia idea independista gestada el 25 de mayo de 1810. Pero los congresales - como dira un personaje meditico- "no contaban con la astucia" de Buenos Aires, cuya concepcin centralista iba a primar en aquellas jornadas de Tucumn. Un dato anecdtico pero no menos interesante: las sesiones se llevaron a cabo en una casa particular, alquilada para el evento (nunca tan bien aplicado el trmino): la de la seora Francisca Bazn de Laguna, que estuvo rodeada en forma cotidiana de una cantidad de vecinos y vecinas, curiosos de lo que pasaban dentro de la hoy conocemos como la Casa de Tucumn. Por qu lo de primaca de la concepcin centralista de la ciudad-puerto de Buenos Aires?. Jos Luis Busaniche (historiador ejemplar, si los hay) lo seala en su "Historia Argentina", que se public en 1965 y recin se acaba de reeditar el ao pasado, despus de 40 aos, seguramente porque haba sido escrita por un liberal lcido y objetivo, que se asuma como tal era capaz de confesar: Sin embargo no siento ninguna simpata por la tradicin liberal argentina y de sealar que para l los cien primeros aos de nuestra vida independiente haban sido algo as como (textual): Cincuenta aos de pueblo sin liberalismo y cincuenta aos de liberalismo sin pueblo. Bien. Busaniche opinaba que la poltica de unin, de confederacin (como lo propona Artigas) segua siendo inadmisible para los hombres del puerto. Y debe ser as noms si leemos las instrucciones del gobierno del Directorio a sus diputados, que se pueden consultar en el archivo de la Casa de Tucumn: Que procuren por cuantos medios estn a sus alcances la indivisibilidad del Estado, que en buen romance quera decir: la subordinacin a la capital. Lo cierto es que aquel congreso que funcion durante cuatro aos (cosa que pocos saben) respondi siempre al principio de la soberana nica a indivisible antes que transar en lo ms mnimo con el hecho federativo, que sin duda era ms compatible con la realidad y la tradicin de ese momento. De lo tratado por el Congreso de Tucumn, sin duda que la declaracin de la independencia fue lo ms relevante, an con las limitaciones que en ese momento tena una declaracin semejante, pero hubo algunas otra decisiones que no por anecdticas dejan de tener inters histrico. Un ejemplo: fue el Congreso de 1816, el primero en dictar una figura que con el tiempo tendra connotaciones polmicas y en muchos casos nefasta: el indulto. Ese proyecto fue analizado el 8 de abril de 1816 y corra para todos los detenidos en crceles del territorio de las Provincias Unidas con algunas excepciones como los delitos de lesa patria, moneda falsa y calumnias y falso testimonio, entre otros. Pero el primer indulto aprobado por el Congreso fue a once ciudadanos condenados a fusilamiento inminente. Los mismos haban desertado de las tropas argentinas, llevndose armas y municiones, situacin grave pero agravada ms an por haberse tiroteado con la patrulla que saliera a perseguirlos. Pueyrredn, que todava era diputado porteo al Congreso y fray Cayetano Rodrguez fueron dos de los encargados de defender el proyecto de indulto. Cmo lo hicieron?. Resaltando que (textual) el Congreso de Tucumn estaba constituido sobre bases de humanidad y que la herida que causara a la Patria la concrecin de una condena semejante sera irremediable. Dijeron adems que: La pena de muerte es el remedio que aplica una sociedad enferma que prefiere cortar un brazo para salvar el cuerpo sin tener en cuenta que once muertes en este momento de rigor del fuego y de la espada en el pas, significara un espectculo desagradable. Los diputados, a la vez, estaban urgidos por varios flancos para tratar el tema ms relevante. San Martn, desde Mendoza le escriba a Toms Godoy Cruz, el diputado cuyano en Tucumn, sin pelos en la lengua: Hasta cundo esperamos para declarar nuestra independencia? No le parece a usted una cosa bien ridcula acuar moneda, tener el pabelln y la cucarda nacional y por ltimo hacer la guerra al soberano de quin se cree dependemos?. Por si no haba sido muy claro, le adjuntaba esta posdata: nimo, que para los hombres de coraje se han hecho las empresas... San Martn, es bueno recordarlo, sostuvo junto a Belgrano la idea de poner al frente del gobierno independiente a un prncipe incaico, como reaseguro frente a otras propuestas mucho ms riesgosas. Debe recordarse que al discutirse el acta de la Independencia jurada el 9 de julio, que deca originalmente: Investirse (las Provincias Unidas del Ro de la Plata) del alto carcter de Nacin libre e independiente del Rey Fernando V II, sus sucesores y metrpoli le fue agregado, a instancias del diputado Medrano, este parrafito: y de toda otra dominacin extranjera. La razn del agregado?. Para sofocar el rumor de que exista la idea de entregar el pas a los portugueses, sealaba Medarno. Mientras tanto, el gobierno porteo (gobierno central) desahuciaba a Artigas que peleaba para detener la invasin portuguesa a la Banda Oriental (que era una de nuestras provincias) y lo sealaba como un separatista traidor cuando la verdad histrica es que el caudillo jams habl de separacin sino de confederacin, manteniendo de ese modo la unidad territorial y poltica. Un dato curioso y terrible a la vez, que se puede leer en las Actas secretas del Congreso en el archivo tucumano y que prueba la dualidad y la mediocridad del gobierno porteo. Al diputado Miguel Irigoyen, que deba negociar con la Corte portuguesa de Brasil sobre la independencia declarada pero sobre todo la suerte de la Banda Orienta, Santa Fe, Entre Ros y Corrientes, liberadas (no gobernadas por Artigas) se le ordena: Si se le exigiera que estas provincias se incorporen a las de Brasil, se opondr abiertamente. Pero, si despus de agotados todos los recursos de la poltica insistieren, le indicar, como una cosa que sale de usted y que esa los ms que tal vez podrn prestarse esas provincias, que: Formando un Estado indistinto del Brasil, reconocern como su monarca al de aqul. Si de traiciones polticas se habla en el siglo XXI, aquellos fueron unos pioneros. Por eso, el Congreso de Tucumn, vale pese a todo por aquella jornada nica del 9 de julio de 1816. Busaniche afirma, despus de sealar todas sinuosas situaciones: La circunstancia en que se hizo aquella declaracin, cuando toda la Amrica espaola, incluso el Alto Per (hoy Bolivia) haba sido reconquistada por los ejrcitos de Fernando VII, hace con razn de ese glorioso episodio de la Revolucin del Ro de la Plata, un motivo de orgullo para los argentinos. Cuando hablo de las polmicas que se han producido en los ltimos aos sobre las visiones que se tiene de la historia, les voy a leer dos prrafos que dicen los siguiente: "Hasta cundo amaris la servidumbre y propenderis gustosos a vivir bajo el yugo de la esclavitud? Despertad ya de este letargo para conocer las ventajas que os proporciona el sagrado orden de nuestra causa. Espero vuestra contestacin para ponerme en marcha; pues si antes me vi dbil y no lo pude hacer, hoy estoy ms que repuesto con las dos acciones que ya sabis se han decidido a mi favor en los pueblos de Otavi y Beln, donde tropezando con multitud de cadveres tuve la satisfaccin de arrollar las fuerzas que se hallaban al comando del inhumano Juregui, tomando ms de doscientos fusiles, con los que os auxiliar si acaso me llamis". El segundo texto, con una diferencia de pocos das dice los siguiente: "Estas Provincias desean pertenecer a la Gran Bretaa, recibir sus leyes, obedecer a su Gobierno y vivir bajo su influjo poderoso. Ellas se abandonan sin condicin alguna a la generosidad y buena fe del pueblo ingls, y yo estoy dispuesto a sostener tan justa solicitud para librarlas de los males que las afligen. Es necesario que se aprovechen los momentos. Que vengan tropas que impongan a los genios dscolos, y un jefe autorizado que empiece a dar al pas las formas que sean del beneplcito del Rey y de la Nacin, a cuyos efectos espero que V.E. me dar sus avisos con la reserva y prontitud que conviene para preparar oportunamente la ejecucin" El primer texto es del jefe patriota Vicente Umaa que le escribe a Manuel Ascencio Padilla y Juana Azurduy. La segunda es una carta que le manda Alvear al canciller ingls, Lord Castlereagh. En los libros de historia quin habla de Umaa?. En la Argentina la estatua ms importante en la ciudad de Buenos Aires es la de Carlos Mara de Alvear. Por eso yo deca que la revisin de la historia no se debe hacer sobre la base del populismo y la desactualizacin desmesurada. Me parece que la posibilidad que nos da ahora la informtica, que va a permitir a cualquiera acceder a los archivos, conocer las distintas versiones y en todo caso construir a travs de nuestros conocimientos, cada vez ms intenso y sincero de nuestro propio pasado, encontrar una causa comn para que el futuro no repita, en todo caso, los errores del pasado. Despedida Nuestro Presidente nos dijo: Vamos terminando el programa del da de la fecha entregndole a nuestro amigo Rafael Ielpi un diploma por su paso por el club y un libro de Arquitectura de Rosario; el club est siempre abierto para cuando quiera visitarnos. Agradezco a todos los visitantes; a Nstor Mozzoni la buena interpretacin del Himno Nacional; a Angel Contigiani su informe sobre la oficina, espero que todos hagamos un pequeo esfuerzo ms, porque la oficina va a ser para todos; los que no han podido los comprendo, los que han colaborado muchas gracias y los que faltan si pueden colaborar que traten de hacerlo. El prximo mircoles estar el Ing. Venecia, quien hablar sobre Aguas, y tendremos la incorporacin de un nuevo socio. * Las opiniones de los disertantes son personales y no implican responsabilidad del Rotary Club de Rosario.